Consúltalo con la almohada

La cama y la almohada en la propia oficina
2 Mayo 2013
Almohadas de jardín
6 Junio 2013
Todos

Consúltalo con la almohada

¿Cuántas veces has decidido emplazar una decisión importante para el día siguiente, diciendo o pensando aquello de “lo consultaré con la almohada”?. Pues bien, es una alternativa aparentemente irracional pero que tiene un explicación científica que te contamos:

Los neurocientíficos han identificado varios motivos por los que conviene dormir antes de tomar una decisión importante. Por un lado, tal y como ha demostrado Matthew Walker, de la Universidad de California en Berkeley, mientras soñamos -en la fase REM del sueño- nuestro cerebro suaviza las emociones dolorosas o desagradables almacenadas en la memoria. 

“Después de dormir las experiencias del día anterior han reducido su carga emocional, nos sentimos capaces de afrontarlas”, explica Walker. A esto se suma que investigadores de la Universidad de Duke demostraron que una noche sin dormir aumenta la actividad cerebral en regiones que evalúan los hipotéticos resultados positivos, de tal modo que la falta de sueño potencia las decisiones arriesgadas.

Otros “trucos” con base científica a tener en cuenta si te encuentras ante una toma de decisiones importante son:

“Mejor con la vejiga llena”; De acuerdo con un estudio llevado a cabo por investigadores holandeses de la Universidad de Twente, mientras resistimos la necesidad urgente de ir al baño incrementa la capacidad de autocontrol del nuestro cerebro, lo que nos ayuda a elegir mejor entre varias opciones. Los experimentos revelaron que las personas con la vejiga llena suelen optar por las decisiones que implican mayores recompensas a largo plazo.

“Mejor con azúcar”; Los niveles de glucosa en sangre afectan al proceso de toma de decisiones. A través de un experimento, Robert D. Dvorak y sus colegas de la Universidad del Sur de Dakota (EE UU) comprobaron que después de ingerir una bebida carbonatada con azúcar tomamos decisiones más orientadas hacia el bienestar futuro, mientras que tras consumir bebidas sin azúcar – edulcoradas con aspartamo- tendemos a ser más impulsivos y a buscar la recompensa inmediata.

Ahora ya sabes qué hacer si te encuentras ante una decisión importante… Confía en tu almohada.