¿Existe la almohada ideal?

Dormir con luna llena
11 Agosto 2014
Soñar… fuente de inspiración
22 Septiembre 2014
Todos

¿Existe la almohada ideal?

¿La almohada sobre la que duermes es la mejor para ti? ¿De qué depende? ¿Cada cuánto tiempo hay que renovar la almohada? En Moshy vamos a ayudarte a responder a estas preguntas.

Cada vez encontramos en el mercado más tipos de almohadas y es probable que nadie nos haya explicado cómo elegir de entre todas ellas nuestra almohada ideal. Tener claros algunos aspectos básicos sumados al asesoramiento del vendedor de tu tienda de descanso, harán que encuentres tu almohada ideal!

Lo primero, antes de nada, es ser consciente de que recomendable dormir con almohada; sujeta la cabeza y favorece que adoptemos una posición natural que permite a nuestros músculos relajarse. Dormir sin almohada podría, según expertos médicos, forzar una postura antinatural de nuestro cuello durante muchas horas.

Lo segundo, saber que los factores básicos a considerar son sencillamente dos: la altura y la firmeza de la almohada. Y que para decantarnos por una altura y firmeza concretas, la postura que adoptamos al dormir es la clave:

· Personas que duermen boca abajo: se recomienda una almohada blanda y fina, para que la cabeza se mantenga en línea con el cuerpo

· Personas que duermen boca arriba: lo más adecuado es una almohada intermedia tanto en firmeza como altura.

· Personas que duermen de lado: Las personas que duermen de lado, deben tener en cuenta la anchura de sus propios hombros. Cuanto más anchos sean más gruesa debería ser también su almohada y viceversa. Se trata de forzar el cuello lo menos posible, de manera que no lo tengamos excesivamente levantado ni excesivamente caído.

Por esto, es aconsejable para las parejas, que cada persona duerma con su almohada, especialmente si la diferencia de peso y altura es importante. 

Y ahora sólo nos queda contarte que, dependiendo del uso, a partir del tercer año una almohada comienza a perder sus características iniciales.

Hoy seguro que mira a tu almohada de otra manera… para ver si es o no tu almohada ideal.