¿En qué te tienes que fijar antes de comprar una almohada?

dormir familia telerin
¿A qué hora tienen que ir los niños a dormir?
2 enero 2019
dormir de lado moshy
Dormir con la boca abierta afecta a la calidad del sueño
28 enero 2019
almohada moshy buena

Closeup of white pillow on the bed in the bedroom

Antes de comprar una almohada hay un par de detalles en los que hay que fijarse. Un buen descanso depende en gran medida de la almohada y el colchón que utilicemos. Por lo tanto, hay que tener en cuenta los hábitos de sueño, las posturas al dormir e incluso la complexión física de cada persona.

 

 Tipos de relleno de almohada

Los más habituales son de fibra, naturalia, viscoelástica y látex:

  • Fibra. Las almohadas de fibra son blandas y suaves, muy adecuadas para personas de poco peso y para los niños. En nuestro catálogo de almohadas puedes encontrar relleno de fibra Ergotex, Helicoitex, Fibertex y Antiácaros. Algunas de nuestras almohadas de fibra son la Élite, Ibiza, Fil o Alba.
  • Naturalia. Son rellenos naturales totalmente respetuosos con el medio ambiente. Pueden ser de algodón virgen o de pluma natural. Las almohadas con relleno de plumas son blandas y más adecuadas para personas que duermen boca abajo. Sin embargo, no son convenientes para quienes se mueven mucho mientras duermen.
  • Viscoeléstica. Las almohadas de relleno viscoelástico tienen propiedades ergonómicas, eliminando puntos de apoyo inadecuados sobre las cervicales. Además de efecto memoria. Es una almohada perfecta para quienes duermen de lado. Nuestra almohada Sensil o Form son un buen ejemplo.
  • Látex. Nuestras almohadas de núcleo látex mezclan el caucho natural con el látex sintético. Este tipo de almohadas proporcionan una buena sujeción de la cabeza, lo que la hace muy adecuada para quien duerme de lado. Nuestra almohada Maby Látex, de tacto sedoso y muy agradable, permite una buena transpiración e higiene.

 

Una vez que elijas la almohada que mejor se adapte a ti, también es importante que la cuides. Dale la vuelta habitualmente, ahuécala a menudo y usa una funda de protección.